Diario El Bono
POLITICA

Pataditas 24 febrero 2021

Oscar Armando López Aliaga

Fuerza Renovar

Una aspirante a congresista en pleno debate ‘olvidó’ su origen partidario. Dijo que era de Fuerza Popular olvidando por unos segundos su querido Renovación Popular. No la vamos a hacer famosa en estas pataditas colocando su nombre (deliciosas para las facciones de la DBA), pero sacamos nuestras conclusiones: ya se está barajando en el subconsciente la posibilidad de apoyar a otros candidatos si el popular ‘Porky’ no pasa a segunda vuelta, a éste le gusta ponerse china. Total, son parecidos en los partidos e igual de conservadores demoduros. Ojo: la que se equivocó dijo cosas como: “Se debe hacer un esfuerzo por proteger las dos vidas, aun cuando sea una niña violada.”. Tal cual su candidato principal López Aliaga. Y por eso no merece estar en sus queridas Pataditas.

 

Sorteo en Digemid

El portal El Foco ha desempolvado algo escondido bajo la alfombra del Ministerio de Salud y las Vacuna Gates: DIGEMID; las vacunas se las sorteaban, sí, leyó bien, patadicto, se chocolatearon cinco vacunas para la suerte mientras los médicos se morían al igual que las enfermeras, bomberos, serenazgo y policías. Y siguen en sus puestos como si nada estos innombrables.

 

Acuña y Bayly

Jaime Bayly inauguró su primer programa vía Willax con César Acuña. Una conversación amena preguntando por los millones, las casas, las novias, los inmuebles, y por los otros candidatos cómo no. Fue un paseo del popular ‘Plata como cancha’ en Willax con bailada de pañuelo. La pregunta más peligrosa de Bayly a Acuña de la noche: “¿Me puedes prestar tu casa de Madrid?”.

 

Destructor de Vallejo

Al día siguiente de la entrevista de Bayly, le tocó el turno a Beto Ortiz, así, al hilo y en corro con César Acuña en menos de 24 horas, los Wong con su Willax no escatiman con el millonario candidato, provecho con el jamón y la morcilla de Ayaque. Esta vez el limpio cráneo invitó a César Acuña que recite el poema Los Nueve Monstruos, del vate del Perú. Sencillamente Acuña destruyó los versos. Era como un taladro de tráfico sobre un cristal. Se levantó de su tumba, vio, y volvió a enterrarse Vallejo. Y para colmo, el presentador lo ayudó a terminar como poniéndole el babero. Así da las gracias por las conferencias en la universidad del magnate.

Artículos relacionados

Se incorporan nuevos agremiados al CCPL

Diario El Bono

Comisión de Ética abre investigación a congresista Cecilia García

Diario El Bono

Historiadora Carmen Mc Evoy se incorporó al Pacto Ético

Diario El Bono

Keiko reconoce a Pedro Castillo como presidente

Diario El Bono

Viaje de Alva a Europa costó un ojo de la cara

Diario El Bono

Más de mil menores murieron por covid-19

Diario El Bono