Diario El Bono
CASA Y SALUD

Las heridas y quemaduras que pueden ser curadas en casa

Botiquín

BOTIQUÍN PARA NIÑOS

Los niños y adolescentes con más tiempo libre pueden ser víctimas de accidentes, por eso hay que echarles mucho el ojo y tener un botiquín de emergencias.

Los niños y adolescentes son inquietos y si a esto se suma el aburrimiento que deben sentir al no poder salir ni visitar a sus amiguitos, pues encontrarán más tiempo en casa para hacer travesuras, lo que puede traer accidentes caseros como heridas, quemaduras o golpes, que mientras solo sean leves pueden curarse desde casa sin necesidad de ir a un hospital, donde también se halla un foco de contagio y supone un gasto extra.

Por eso se les pide a los papitos estar alertas y tener un botiquín básico en casa o tener en cuenta algunos consejos para afrontar estas emergencias. Como aporte útil es que Sulfanil recomienda qué hacer si es que les pasa algo:

-Heridas menores: Ante todo, es fundamental dar tranquilidad al accidentado, en especial si se trata de un niño. Luego, deben retirarlo de la zona de peligro para evitar nuevos accidentes. Si la herida fue un corte, presionar la zona durante un par de minutos ininterrumpidamente para que deje de sangrar y luego proceder a lavarla con agua y jabón, desinfectarla y finalmente aplicar un polvo antibacteriano.

Funciona también colocar hielo sobre la herida para que esta logre cerrarse. Solo de persistir el sangrado, será necesario llevarlo a un centro de salud cercano.

BOTIQUÍN PARA NIÑOS heridas

Si la herida es un raspón, el lavado de la zona afectada con agua y jabón, la desinfección y el uso de un polvo antiséptico son fundamentales. Si son heridas punzantes, deben actuar de manera mixta, pueden detener el sangrado por un lado y por otro además desinfectar la herida. Recuerden que quien cura al accidentado debe haberse lavado las manos con agua y jabón.

-Quemaduras leves: En casa, los accidentes más frecuentes incluyen quemaduras con agua caliente (al volcarse una taza de café o leche caliente), vapor caliente (al destapar una olla) o tomar contacto con una superficie caliente (de una olla o de la parrilla). Rápidamente (y de ser el caso, sin retirar las prendas de la zona afectada) refrescar la zona con agua del caño) durante algunos minutos para reducir el daño térmico y calmar el dolor. Acto seguido, usar un producto especial para quemaduras ya sea en polvo para mitigar el dolor y antisépticos para reducir la posibilidad de infecciones sobre agregadas.

Si no se cuenta con esto, pueden batir claras de huevo al punto nieve y aplicar en la zona lastimada. Dejar actuar el mayor tiempo posible. No se recomienda usar agua o compresas frías, ya que potenciarán las lesiones, tampoco aceites, la pasta dental, sal, emplastos u otras cremas cosméticas disponibles en casa.

Artículos relacionados

¿Qué alimentos debes comer para el peso ideal?

Diario El Bono

¿Qué es el SIS y cómo afiliarse?

Diario El Bono

Frutas: El maravilloso poder de la sandía

Diario El Bono

Niños deben ingresar al colegio vacunados

Diario El Bono

¿Qué decirle a un padre de un niño con cáncer?

Diario El Bono

¿Te mudaste y sigues con dirección anterior en tu DNI?

Diario El Bono