Diario El Bono
SEXO

HISTORIAS DE UNA CHAMA

Soy adicta al sexo online

CARMEN.- Trabajo como vendedora en una galería y, por eso, me protejo mucho. Cumplo con las normas y cuidados que se debe tener por el virus. En razón de ello, a Marcelo, como se llama mi enamorado, le hice saber que no quiero tener encuentros íntimos de forma presencial. Luego se molestó porque le propuse tener sexo online.  

He descubierto que es mucho más placentero. Ya antes lo había hecho con un compatriota, guapísimo y atlético el chamo, que me hacía ojitos desde Venezuela. Al comienzo me sonrojé un poco cuando me insinuaba cosas muy subidas de tono. Pero después, me inspiró confianza y me puso calentona cuando compartimos fotos sensuales en ropa interior y videos al rojo vivo.

Incluso ahora todos los días tenemos juegos íntimos por la red, sabe muy bien despertar la imaginación de una mujer. Me dice cosas muy atrevidas y yo también lo complazco en lo que me pide.  Desde esa fecha me he convertido en una adicta a este tipo de relación. Pasamos madrugadas enteras conversando lo que nos plazca.

Sin embargo, ya no tengo el mismo desempeño laboral durante el día, porque ando somnolienta, y mi jefe ya me ha llamado la atención varias veces. No sé qué hacer.

CONSEJO

Estimada Carmen, es lógico que esto te perjudique laboralmente y toda adicción es mala. Te aconsejo que cuides mucho tu trabajo.

Artículos relacionados

Los gemidos en la cama

Diario El Bono

Cuando la relación a veces se enfría

Diario El Bono

El ejercicio mejora la vida sexual

Diario El Bono

Caí y el hijo de mi jefe me embarazó

Diario El Bono

Me fije en un peruano que resultó peor que Salaverry

Diario El Bono

Riesgos y beneficios de practicar el Sexo

Diario El Bono