Diabetes: ¿qué efectos ocasiona en la audición?

EL DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES SE CELEBRA CADA 14 DE NOVIEMBRE. 160 PAÍSES CONCIENTIZAN A LA POBLACIÓN DE ENFERMEDAD CONSIDERADA EN EL PERÚ, LA TERCERA CAUSA DE MUERTE.

Los oídos están en la lista de órganos que están expuestos a sufrir daños por la diabetes. Se trata de una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre y se encarga de llevar el azúcar (que proviene de los alimentos) hasta las células del cuerpo, donde, en forma de glucosa, se utiliza como energía.

De acuerdo a proyecciones de la Federación Internacional de Diabetes (FID), si no adoptamos medidas de control, para el año 2045 más de 700 millones de personas en el mundo podrían ser afectadas por esta enfermedad.

PRIMERAS SEÑALES

Luis Verástegui Barahona, especialista en audiología, afirma que, en muchos casos, los problemas auditivos pueden ser la primera señal de alerta de que tenemos diabetes, cuando aún no ha sido diagnosticada. Y sin considerar la edad y otros factores, los pacientes con diabetes tienen el doble de probabilidad de perder la audición.

  Piura: Conozca Illescas, un desierto que colinda con el mar

“La diabetes origina un desequilibrio metabólico, eleva el nivel de azúcar en el organismo y altera el flujo sanguíneo. La sangre es más densa, por lo cual resulta más difícil irrigar correctamente los pequeños vasos sanguíneos, en especial aquellos que se encuentran en el oído interno, lo cual provoca una pérdida gradual de la audición y hasta sordera súbita” explica el director del gabinete audiológico AudiPhone.

Y es que, a medida que avanza esta enfermedad, la estructura del oído empieza a dañarse, ocasionando que los impulsos nerviosos que van del oído al cerebro sean más lentos. Esto genera dificultades para entender un diálogo, más aún si la conversación es con niños o mujeres, debido a lo agudo de sus voces.

“Junto con los problemas de baja progresiva de la audición, algunas personas con diabetes pueden presentar malestares en los oídos como zumbidos, ruidos, mareos, inestabilidad del equilibrio y vértigos”, apunta Verástegui Barahona.

ADULTOS MAYORES

El especialista precisa que, si la persona con diabetes sufre de obesidad, hipertensión arterial y colesterol elevado, los problemas auditivos se acrecientan y advierte que con mayor celeridad puede darse en pacientes adultos mayores. Por ello, es importante controlar el nivel de glucosa de la sangre a través de la medicación, vigilar el peso llevando una dieta saludable y respecto al cuidado del oído, revisar el sistema auditivo a través exámenes audiológicos, por lo menos cada seis meses.

  Los ‘Ríos de oro’ en la selva del Perú

El Día Mundial de la Diabetes se celebra cada 14 de noviembre. Una fecha instaurada en 1991 a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Diabetes (FID). Más de 160 países participan de diferentes actividades para concientizar a la población de esta enfermedad considerada en el Perú, la tercera causa de muerte.

CASO DE VIOLETA FERREYROS

Violeta Ferreyros, confiesa que desde hace siete años tiene diabetes. “Durante todo este tiempo, he sabido convivir con este mal. Siguiendo las indicaciones de los médicos, he regulado mi alimentación. No como dulces, no fumo y la presencia del azúcar es mis bebidas es mínima. A pesar que hace dos años sufrí un Accidente Cerebro Vascular (ACV), me siento bien y con deseos de seguir trabajando”, afirma la conocida coanimadora del recordado programa “Trampolín a la Fama”. Ferreyros acudió al centro audiológico AudiPhone y luego de diversos exámenes y pruebas se conoció que presenta una salud auditiva aceptable media.

  Por un buen gobierno para salir de la crisis

DATO

El centro audiológico AudiPhone, tiene más de 22 años de experiencia en el tratamiento auditivo de niños, adultos y adultos mayores. Informes en : 983 402 173 / Facebook: AudiPhone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *